La música agradable para los oídos es capaz de producir endorfinas, generando una sensación de felicidad que puede ser utilizada a favor de tu negocio o empresa. Los sonidos, colores y olores, son capaces de crear un ambiente agradable para tus clientes, por lo tanto se consideran una herramienta importante en el marketing, pues afectan de manera directa al ánimo de las personas.

De acuerdo a un estudio realizado en la Universidad de Leicester, ubicada en Inglaterra, se ha demostrado que la música funciona como un poderoso agente de cambio emocional, capaz de influir en las decisiones de compra o contrataciones en aquellos clientes que asisten a una sala de venta.

De acuerdo a Tatiana Gómez, directora del departamento de marketing en la compañía Externalia, una outsourcing barcelona de gran reputación, – “La música es placentera pues el cerebro lo asimila como una cualidad que nos agrada, entretiene, nos emociona y además puede llevarnos a un recuerdo, por lo tanto los clientes van a querer permanecer por más tiempo en ese ambiente, lo que es una estrategia clave para un punto de venta”. Cuando eliges una canción que agrade a tus clientes, existe un aumento en la producción de endorfinas, esta es una hormona capaz de aumentar la alegría, eliminar el dolor y proporcionar felicidad, que va a facilitar la disposición de compra.

Las melodías utilizadas en una compañía puede ser hasta una manera de destacar entre las demás corporaciones de su mismo rubro, de acuerdo a Gomes “La música es una especial herramienta de seducción pues ayuda a generar un alto grado de confianza entre el establecimiento y el cliente, recrea situaciones, entretiene y marcar ritmos de desplazamiento”.

En el estudio llevado a cabo por Universidad de Leicester, la intensidad de las canciones utilizadas en el negocio es capaz de afectar humor y entusiasmo de los clientes, la música alegre es capaz de producir felicidad, aumentar el ritmo cardíaco y presión sistólica, lo cual mejora las tareas cognitivas, motoras y perceptivas, activando la atención de los compradores y promoviendo la aceptación a los acuerdos cuando se establece una contrata. Mientras los ritmos suaves y a un volumen bajo tiene una gran influencia positiva en los patrones de compra, esto ocurre porque se coordina el tempo al conversar con el de la música ambiente.

La música también ayuda a retener colaboradores, se ha demostrado que mejora el desempeño dentro del lugar de trabajo, pues reducen a la depresión, el estrés, disminuyendo la constante rotación del personal y ahorrando costos a sus empresas.

Deja un comentario