El yoga es una disciplina ideal para quienes quieren aprender a relajarse y desconectarse del mundo exterior y del estrés de la mente, cuyas actividades diarias pueden sobrepasarnos y traernos enfermedades físicas y mentales. Gracias a todos sus beneficios, algunos instructores prefieren agregar música durante las clases, reforzando la actividad y ayudando a que los estudiantes se relajen de forma completa. Si practicas yoga desde casa, podrás elegir la música a escuchar en internet, así como también puedes crear tu lista de reproducción personalizada.

Para el yoga prenatal o durante los ejercicios simple de respiración, se ha reconocido en el sonido, una propagación de ondas mecánicas, que mejora el flujo de los movimientos corporales, así como puede ampliar la sensación de confort y relax que se produce durante la práctica de las diferentes posiciones. Dentro de los beneficios de la música en el yoga podemos mencionar que mejora los movimientos corporales, aporta una mayor facilidad para dejar la mente en blanco, mejorando la capacidad de meditar hacia el final de las sesiones.

La música bien elegida puede aumentar el efecto relajante, anti estrés y calmante del yoga. Quienes buscan iniciarse en el mundo del yoga, generalmente se sienten atraídos por la tranquilidad de las personas que lo practican.

Todos los entrenamientos se realizan de mejor forma y más fluida, hasta más divertida si se acompañan con música que exprese y transmita diferentes emociones. Cuando las personas están sudando en una clase casi al punto máximo del cansancio, se debe buscar la manera de motivarlos para que continúen realizando las últimas posturas de forma eficiente y concentrados antes de terminar la lección. Diversos estudios señalan que las personas pueden alcanzar efectos beneficiosos y más productivos cuando se incluye la música, además que marca un ritmo el cual se hace divertido seguir. Por la intensidad del ejercicio físico, podemos encontrar diferentes canciones con las que podemos crear la combinación perfecta entre música y deporte.

Hay personas que eligen practicar yoga desde casa, pero se sienten perdidos en cuanto a la elección musical que pueden tener mientras realizan las sesiones. El primer objetivo para elegir la música será en base a lo que se va a trabajar en cada clase. Si es el estrés, se debe escoger música relajante y suave. Si se trata de tristeza, se puede elegir alguna melodía que no sea nostálgica pero que avance a un ritmo dinámico y alegre. El segundo objetivo será escoger una música que nos recuerde los momentos agradables, ya que la música tiene un impacto importante en los estados mentales, por lo que debemos elegir música que nos traiga buenos recuerdos para hacer las posturas con la mejor disposición.

Muchas personas prefieren realizar yoga sin ningún tipo de música, aunque otros la eligen a conciencia. Incluyendo la música podremos hacer la práctica más fluida, creando un estado de ánimo agradable de forma sencilla, aunque tenemos que estar concientes que puede deteriorar la calidad de la clase o ser un elemento distractor en la misma. El volúmen de la música tiene que ser moderado para evitar que sea molesto.

Deja un comentario