Cuando los niños tienen experiencias agradables y divertidas, los padres y profesores se tiene un mejor indicio de la calidad y magnitud de su aprendizaje. Hoy en día se han popularizado las clases dirigidas a la estimulación temprana en los niños, las que están primeramente amenizadas con temas musicales de bandas legendarias, las cuales al estar en otros idiomas, fomentan el conocimiento temprano de nuevas lenguas, con lo que se ha podido comprobar, que tiene un impacto importante en la vida de adultos de estos niños.

Son muchas las empresas como kidsandus, las cuales han creado nuevos e interesantes programas que combinan diferentes temáticas para un aprendizaje óptimo en los niños, como lo es utilizar la música como herramienta. Con efectos de sonidos dulces y melódicos, se abre una ventana auditiva para el bebé. El sello editorial discográfico infantil Toy cantando, adaptó diferentes temas que han sido populares en las bandas de rock, las cuales estuvieron incluidas en un álbum que contó con 93 temas de artistas como  Eagles, Bon Jovi, Def Leppard, Queen, The Rolling Stones, Aerosmith, Nirvana, Led Zeppelin, Radiohead y The Police, etc.

Con la música se puede estimular el lenguaje oral y corporal, así como la concentración, atención, seguimiento de instrucciones y creatividad en los niños, y qué mejor que iniciar todo este proceso educativo con los niños desde temprana edad, haciendo de la música su mejor aliado permitiéndoles potenciar y desarrollar la expresión de sentimientos y emociones a medida que crecen.

Expertos aseguran que Baby Rock 80´s es una gran herramienta de música instrumental, que permite una experiencia donde comparten los padres, hermanos y demás familiares con los hijos. Se incluye el rock como efecto estimulante, para que los papás puedan revivir las experiencias de sus tiempos, y así mismo sentirse identificados con las melodías. En dicha presentación musical se evitan las estridentes bacterias, compensándolo con sonidos dulces, melodías, suaves, xilófonos y campanitas, que aportan tranquilidad a los niños.

La música no sólo refuerza el aprendizaje y la memoria en los niños; sino que, con el Efecto Mozart se consiguen ritmos, melodías y frecuencias que estimulan y cargan las zonas motivadoras y creativas de sus cerebros. Teniendo en cuenta la implicación de estas nuevas técnicas, se puede ratificar el efecto positivo de la estimulación temprana para la activación de los procesos neuronales y psicosociales en el cerebro de los pequeños. Aunque estos programas tienen como objetivo también estrechar un vínculo con los padres, utilizando música con significado y arraigo en los sentimientos, lo que permite incentivar al cerebro y las demás instancias cognoscitivas del bebé, además de su parte emocional y afectiva. Si nos preguntamos qué canciones utilizan durante estas clases o programas, podríamos mencionar algunos éxitos del conocido Michael Jackson.

Durante el proceso de selección musical, se buscaron las mejores canciones de rock a nivel mundial y de todos los tiempos, además de tramitar las licencias respectivas para aprobar y completar el mismo. Se mantuvo en la medida de lo posible la música original, tomando en cuenta los cambios necesarios para la realización de la versión infantil pues uno de los objetivos principales eran actividades con elementos roqueros para lograr adaptaciones que no pasaran de moda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *