Las condiciones para empeños de coches en España se podría decir que están estandarizadas aunque cuando se busca este servicio es bueno recordar que existen dos modalidades. La primera es cuando el coche queda en manos de una empresa de empeño y la segunda es cuando el propietario continúa usándolo durante determinado tiempo.

En España, el código civil es el encargado de regular todas estas operaciones, las cuales se encuentran bajo la denominación de Contrato de Prenda, aspecto para tener en cuenta en caso de existir alguna controversia.

Estos servicios los podemos encontrar con facilidad en numerosos sitios de internet, así como también en los anuncios promocionales de casas de empeños para coches, donde se afirma que la fórmula para que el propietario continúe usando el coche es una especie de invento creativo que se ha puesto más en práctica por parte de las empresas. Empeñar un coche y seguir disfrutando del mismo, a medida que el contrato tiene duración no es necesariamente un invento por parte de las empresas, es una opción viable que existe desde que empezaron dichos servicios, por lo que no constituye ninguna novedad.

Un propietario puede alquilar el coche mientras dure el contrato, con el fin de tener un ingreso extra que permite satisfacer las cuotas de amortización de capital y los intereses que tienen estos plazos, los cuales pueden variar entre 10 y 15%. La mayoría de las empresas de empeño sólo admiten vehículos que no tengan más de 10 años de antigüedad, aunque existen otras que admiten todo tipo de vehículos sin importar la misma, en lo que no influye el modelo, estado o kilometraje pues sólo buscan satisfacer una necesidad, aunque si el vehículo se encuentra en malas condiciones, el propietario recibirá muy poco por el mismo.

Dentro de los requisitos estandarizados, encontramos que el vehículo esté pagado totalmente y que no tenga una reserva de dominio. Además, la ficha técnica con ITV debe estar vigente, así como el permiso de circulación y se debe asegurar que los impuestos estén totalmente pagados. Otras de las condiciones para empeñar un coche en España son el libro de mantenimiento y el documento que acredite la propiedad del mismo. Aparte a todas estas condiciones, se debe ser muy cuidadoso a la hora de empeñar nuestro coche.

Se hace esta aclaratoria dado a que hay ciertas casas de empeño que pueden presentar algunos inconvenientes, principalmente porque están cobrando hasta el 20% de interés. También se debe tomar la precaución de leer de manera detenida todos los términos y condiciones del contrato, así como las cláusulas que presentan los mismos, sin dejar dudas por aclarar. Si no leemos con cuidado, podemos vernos frente a una confusión en cuanto a la ejecución, sin la posibilidad de usar nuestro coche durante la duración del contrato. Debemos asegurarnos de acudir a una empresa responsable, la cual nos garantice el mejor servicio y resultado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *