Cuando tenemos aparatos electrónicos siempre conectados a una red eléctrica, estos continúan produciendo un consumo, aunque bajo en comparación a cuando están funcionando, inclusive si estos están apagados dicho consumo se mantiene. Según estudios, este consumo podría ser de 5W por aparato y cuando nos llega la factura, en muchos casos no sabemos de dónde viene esta diferencia en gasto. El conocer exactamente nuestro consumo de energía y luz gasnatural nos permite un máximo control y eficiencia a la hora de mantener un hogar eficiente energéticamente.

Este consumo de los aparatos al estar apagados viene por un transformador interno que utilizan para convertir la corriente alterna en corriente continua de bajo voltaje. Muchos de los electrodomésticos que operan con mando a distancia, paneles y botones de tipo digital, consumen lo que conocemos como energía fantasma, por lo que el transformador está siempre conectado a la red. Anterior a la era digital, los equipos analógicos tenían una llave mecánica que desconectaba el aparato de la red al transformador principal que dispensaba la corriente al resto del equipo.

Gracias a eso, los equipos no tenían un consumo fantasma de electricidad. La llave de encendido principal en estos equipos estaba colocada en el primario y al estar apagados, los equipos electrónicos no consumían energía extra. Ahora con la era digital, las llaves de encendido funcionan de forma electrónica desde un sector secundario del transformador. El circuito después del secundario es el que convierte la corriente de alterna a corriente continua. Con esto, pueden operar a bajo voltaje, con paneles digitales soft-touch y demás botones más sofiticados, recibiendo órdenes de mandos a distancia con un receptor de rayos infrarrojos, el cual se mantiene siempre encendido esperando nuevas órdenes.

La bobina primaria del transformador siempre está conectada a la red eléctrica, consumiendo más electricidad que cuando se utiliza completa o si se encuentra apagado; por lo tanto, mientras mayor sea la demanda de energía, mayor es el consumo. Siempre habrá un consumo menor, si un equipo está apagado, de la misma forma circula la electricidad por el primario ya que no está completamente desconectado de la red eléctrica. Todos los equipos eléctricos utilizan transformadores con los que convierten la corriente alterna a corriente continua de bajo voltaje, que permite el funcionamiento óptimo de los transistores y chips de los circuitos internos.

Monitores, televisores, grabadores de video, cadenas de audio, teléfonos, ordenadores, impresoras, cargadores móviles y demás aparatos electrónicos que utilizamos cotidianamente, todos utilizan transformadores en el interior o conexión externa que se integra en una caja. Si se suma este pequeño consumo en todos los aparatos que tenemos en el hogar, estos pueden aportar grandes valores de gasto todos los meses en nuestras facturas. Para reducir este consumo fantasma, se deben agrupar los electrónicos en el hogar, utilizando enchufes múltiples que resultan mejor. Estas bases de enchufe tienen una llave de encendido, por lo que se puede controlar el consumo y protección de los mismos. Con pequeños cambios se puede notar una diferencia en nuestra factura, lo que a la larga nos beneficia a todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *